Ir al contenido principal

QUE DEMONIOS SON LOS ARCONTES

ç

Arconte (del gr., ἄρχων árkhon) es una palabra griega que significa «gobernante», utilizado con frecuencia como el título de un determinado cargo público en un gobierno.
Es el participio presente masculino del verbo que deriva de ἀρχ-, que significa "dominar". Derivado de la misma raíz provienen monarcaanarquía y jerarquía.

Antigua Grecia[editar]

En la antigua Grecia, los arcontes eran los magistrados que ocupaban los puestos más importantes del gobierno de la ciudad. Su importancia varió a lo largo de los casi cinco siglos que perduró la institución, desde el 753 a. C. —cuando el arcontado perpetuo de los reyes de Atenas dio lugar a mandatos de diez años— hasta bien entrado el siglo III a. C., pero constituyeron la base de los gobiernos aristocráticos y monárticos de la mayoría de las ciudades griegas.
Esta magistratura representa la sustitución del poder de los antiguos reyes por el de las familias nobles, y debió crearse entre los siglos X y VII a. C.
En la politeia (constitución) ateniense, la mejor conocida, como parte del sistema de democracia directa, los arcontes eran elegidos por sorteo de entre los ciudadanos que se presentaban a la elección, con la única limitación de que el cargo podía ostentarlo una única vez en la vida; antes de la elección eran interrogados por el Areópago, pero el examen concernía sobre todo a cuestiones de legitimidad ciudadana y religiosa. Aristóteles, en la Constitución de los atenienses, describe así la interrogación:
¿Quién es tu padre, y de qué demo proviene? ¿Quién fue padre de tu padre? ¿Quién tu madre? ¿Quién fue padre de tu madre, y en qué demo tuvo su origen? ¿Posees un santuario de Apolo legado por tus ancestros, y un Zeus que proteja tu hogar? ¿Dónde están sus santuarios? ¿Tienes un mausoleo donde repose tu familia? ¿Dónde se encuentra? ¿Tratas con el debido respeto a tus padres, y cumples con las obligaciones pecuniarias y militares que el estado impone?
Aristóteles, Constitución de los atenienses 55.3
Entre el 753 a. C. y el 683 a. C. la prerrogativa se ejerció durante períodos decenales; de ahí en adelante, el mandato se redujo a un año.
Originalmente, los arcontes, siempre elegidos entre los aristoi, eran tres magistrados:
  • El arconte epónimo (ἄρχων ἐπώνυμος / epốnumos Arkhon o ὁ ἄρχων / ho Arkhon, literalmente "el arconte", sin mayor precisión), que dio su nombre al año, y hasta 487 a. C., fue siempre el jefe nominal de la ciudad. Tuvo a su cargo la administración civil y la jurisdicción pública. Era el tutor de las viudas y los huérfanos y supervisaba los litigios familiares. También se ocupaba del teatro nombrando coregosy ganadores de tetralogías. En las narraciones históricas, los años se identificaban normalmente por el nombre del arconte que había ocupado el cargo epónimo en esa fecha.
  • El arconte basileus (ἄρχων βασιλεὺς / árkhôn basileùs), que tomó las funciones religiosas de los antiguos reyes. Fue el responsable de las ceremonias religiosas y presidía el Areópago. Estaba a cargo de los asuntos de homicidio y delitos de impiedad. Imponía prohibiciones religiosas que debían cumplirse.
  • El arconte polemarca (ἄρχων πολέμαρχος / polémarkhos Arkhon), cuya función original era dirigir el ejército, atribución militar heredada de los reyes, pero que perdió ese poder en beneficio de los strategos después de 487 a. C., cuando el arcontado era elegido por sorteo. También retomó algunas funciones religiosas:
    • Presidía ceremonias en honor de los soldados muertos en combate.
    • Ofrecía los sacrificios rituales en memoria de los tiranicidasHarmodio y Aristogitón.
    • Ejercía funciones judiciales relativas a los que no eran ciudadanos atenienses (supervisaba principalmente los litigios en los que estaban implicados los metecos).
Desde fecha desconocida,1​ los tres arcontes pasaron a ser nueve arcontes, siendo apoyados los tres principales por otros seis, llamados tesmótetas thesmothétai, una especie de administradores judiciales. Por último, Clístenes añadió un secretario, que se encargaba de redactar las notificaciones de los otros nueve arcontes. Por tanto, finalmente, su número llegó a diez, al igual que con otras magistraturas atenienses.
Los arcontes eran examinados tras finalizar el año de ejercicio de sus cargos en la llamada euthyna, siendo responsables de la buena gestión de los asuntos públicos.
Bajo la constitución de Solón, los arcontes eran elegidos por sorteo de entre cuarenta candidatos nombrados por las cuatro tribus. Bajo la tiranía este sistema, tal vez, no estuvo en práctica, aunque no se derogó el nombramiento por sorteo. Según TucídidesHipias, hijo de Pisístrato, fue arconte, y había siempre uno de la casa gobernante desempeñando el cargo. En la época de Aristóteles eran nombrados por sorteo diez por cada tribu, 100 en total.

Imperio Bizantino[editar]

En el Imperio Bizantino, "arconte" tenía varios significados:
  • Con la fundación de Constantinopla, el arconte de la antigua Bizancio se convirtió en arconte-procónsul de la nueva capital durante el siglo IV; el primero fue Teticio Facundo en el 336 y el último Temistio en el 358-359.2
  • Puede designar a una persona poderosa (noble o magnate), titular de autoridad pública. Determinados subordinados de altos funcionarios u oficiales son designados por el término arconte.
  • En sentido técnico, un arconte es un gobernador, un administrador. Determinadas listas de precedencia y sellos han permitido conocer arcontes provinciales en CretaChipre o Dalmacia en el siglo IX, y arcontes de ciudades, posteriormente, siglos X y XII (Klaudioupolis, Crisópolis, Atenas, etc.). Al área que cubre la jurisdicción de un arconte se la denomina arcontia o archontia, en griego ἀρχοντία.
  • Generalmente, los historiadores bizantinos suelen describir a los gobernantes extranjeros como arcontes.3​ Los gobernantes de los búlgaros, junto con sus propios títulos, llevan a menudo el título de arconte por la gracia de Dios en las inscripciones en griego.
  • El título también fue utilizado para los titulares de importantes puestos financieros, como el jefe de la casa de la moneda, en griego ἄρχων τῆς χαραγῆς, así como para los directores de los talleres imperiales o arsenales.4
La dignidad de "Gran Arconte" (megas archon), que también está atestiguada como una traducción de títulos extranjeros, similar a "gran príncipe", fue creada por Teodoro II Láscaris en la época del Imperio de Nicea. Constantin Margarites fue el primero que lo poseyó y entre los que lo obtuvieron más importantes, se puede citar al militar bizantino Marules. En un principio, parece que comandaba la escolta imperial, probablemente en el palacio. En campaña, es el arconte de allagion el que estaba al cargo. Sin embargo, el título de Gran Arconte rápidamente se convirtió en carente de cualquier función en particular y llegó a ser una simple dignidad honorífica durante el período Paleólogo.5

Patriarcado Ecuménico de Constantinopla[editar]

En nuestros días, los laicos de la Iglesia Ortodoxa en comunión con el Patriarca de Constantinopla han concedido el título de Arconte del Patriarcado Ecuménico para honrar su servicio a la administración eclesiástica. En 1963, los arcontes se organizaron en una sociedad de servicios dedicada a San Andrés. Este estatus de Arconte no es parte de la jerarquía de la Iglesia y es puramente honorífico.
Un Arconte es honrado por Su Santidad el Patriarca Ecuménico, por su destacado servicio a la Iglesia, y reconocido, distinguido y respetado líder de la Iglesia Ortodoxa (en general).
En el juramento del Arconte se defiende y promueve la fe y la tradición de la Iglesia Ortodoxa. Su principal preocupación es proteger y promover al Santo Patriarcado y su misión. También se ocupa de los derechos y el bienestar humano y el bienestar general de la Iglesia.

Hipóstasis de los Arcontes

La Hipóstasis de los Arcontes es un texto que se ha conservado en un único testigo copto, constituyendo el tratado 4 del Códice II de Nag Hammadi (NHC II, 4, pp. 86, 20 – 97, 23). Está precedido por el Libro Secreto de Juan y los evangelios de Tomás y Felipe, y seguido por el Escrito sin Título y la Exégesis del Alma. Se encuentra en un muy buen estado de conservación, con algunas lagunas menores. El título aparece explícito. La traducción castellana la Hipóstasis de los arcontes se limita a reproducir los términos griegos del título copto. Una traducción según el significado de esos vocablos griegos sería “la realidad de las potestades”.

Idioma y lugar de origen[editar]

La lengua de la versión copta es el sahídico con fuertes contaminaciones subacmímicas, como en todo el Códice II. La lengua de la composición del texto habría sido griega. Sus enlaces con el pensamiento de Filón hacen que se proponga Alejandría como un lugar probable de composición. También se ha propuesto Siria como lugar de composición en razón del ambiente lingüístico semita que se muestra en los nombres del creador maléfico del mundo (Saclas = el loco) y Yaldabaoth.

Proceso de formación[editar]

El texto, en su estado actual es el resultado de la reedición cristiana de un texto originalmente judío. La mayoría de los comentaristas aceptan que el escrito griego subyacente al texto copto presenta varios estratos redaccionales, el último de los cuales, por lo menos, es cristiano.
Los estratos más antiguos son por lo menos dos: el antropogónico y el teogónico, y podrían derivar de fuentes comunes al Libro Secreto de Juan (Apócrifo de Juan) y sobre todo al Escrito sin Título (Tratado Sobre el origen del mundo). La primera fuente se trataría de una versión re-escrita del Génesis, considerada "Génesis verdadero", es decir un nuevo relato de la historia de Génesis desde un punto de vista gnóstico. La Hipóstasis, el Escrito sin título, y el Apócrifo de Juan, habrían utilizado esta misma fuente.
La segunda fuente, no tan claramente vinculada al Apócrifo de Juan, puede reconstruirse parcialmente por el análisis comparativo con el Escrito sin Título. De esa reconstrucción hipotética resultan los enlaces con la filosofía de Filón de Alejandría (principios del siglo I e.c.), gran exegeta y filósofo judío, sobre todo en relación a su doctrina de las dos hipóstasis de Dios, y la determinación de características diferentes para cada una. Las fuentes comunes mencionadas podrían ser judías si se confirma la hipótesis de un judaísmo helenístico antiyavista y antinomista. En todo caso, se trata de una especulación teológica estrechamente ligada a la revelación bíblica y a los métodos midrásicos.
El último redactor griego se apoya, ya secundariamente, en el Nuevo Testamento (Pablo), y probablemente agudiza los trazos negativos del universo arcóntico. El texto original dataría de principios del siglo IIe.c. y la re- edición de finales de ese mismo siglo.

Finalidad y contenido[editar]

El escrito se presenta como una instrucción sobre el tema de los dominadores (arcontes) de este mundo mencionados por San Pablo. La intención expresa de este escrito (86.26 - 27) es enseñar la verdad sobre los poderes que tienen autoridad sobre este mundo. El relato empieza con el alarde del demiurgo, el arconte principal, en palabras atribuidas al Dios de la Biblia:"Yo soy el que soy, Dios no es nada separado mí". Puede agregarse como objetivo del tratadista cristiano la clarificación de la condición del hombre gnóstico (la raza de Set) y su conflictiva relación con los "príncipes de este mundo". Con este fin, el autor procede a una rectificación de la historia sagrada.

Antropogonía[editar]

Después de una breve alusión al primer arconte, el tratadista pasa a la antropogonía. La creación del hombre es explicada a partir de los textos del Génesis interpretados con una técnica midráshica y ostentosamente rectificados. Los arcontes crean primero al hombre terrenal como una copia de su propio cuerpo y según la imagen divina. Después de nombrar varios animales y aves, los arcontes ponen a Adán en el Jardín del Edén, y tratan de tomar el espíritu que ha recibido de lo alto. Pero este espíritu se hace una mujer, "Madre de los vivientes" (89: 15). Los arcontes tratan de violarla, pero se convierte en un árbol, dejando que solamente un reflejo de sí sea profanado. Este reflejo es la "Mujer carnal" (90: 2), la bíblica, que se hace esposa de Adán.
La original, mujer dotada de espíritu se hace una serpiente ahora, y en esta forma enseña a Eva, diciéndole que coma del árbol del conocimiento del bien y el mal. Eva y Adán lo hacen y son expulsados del jardín como en el Génesis; la diferencia está en que aquí el arconte principal es un ser ignorante, celoso y temeroso. El autor conoce una especulación sobre la "ayuda" femenina que auxiliará a Adán, pero la desarrolla confusamente. El cotejo con Sobre el origen del mundo permite reconstruir las secuencias de la fuente original. La Eva psíquica levanta a Adán, y después la Eva espiritual, "viva semejanza de la divinidad", lo convierte en hombre espiritual.
Después de esto, se cuenta la historia de Caín y Abel, y Eva da a luz a Set. Como espirituales, Adán y Eva engendran a Set, que es el antepasado común de la raza gnóstica. Sin embargo, a diferencia de la versión de la historia contada en Génesis, Eva también pare una hija, Norea, que es en realidad la mujer espiritual del Jardín del Edén. Cuando, locos de celos, los arcontes tratan de destruir la humanidad, Norea pide refugio a Noé. Es en este momento que los arcontes tratan de violarla y pide ayuda (93: 1-2). Su llanto es respondido por la llegada del ángel Eleleth. La raza gnóstica es salvada de la extinción por el arconte Sabaot, bajo cuyo poder quedará hasta la venida del Salvador (judaísmo recuperado).

Teogonía[editar]

El argumento teogónico (origen de los arcontes) es abordado en segundo lugar y presentado como una revelación del ángel Elelet a Norea. El ciclo teogónico explica el origen del arconte a partir de la materia. En este momento, la voz del relato cambia a la primera persona, y el texto asume la forma de un discurso de revelación, donde el narrador pregunta a Eleleth sobre la naturaleza y el origen de los arcontes, sobre su propia naturaleza y sobre la cantidad del tiempo restante hasta la liberación escatológica de los "hijos de la luz" (97: 13-14).
En sus réplicas a las preguntas de Norea, le cuenta sobre la actividad creadora de Sofía, sobre el abandono de Samael (el demiurgo), hijo de Sabaot; sobre la actividad de Zoe (la "Vida"), hija de Sofía, y el arrepentimiento de Samael. Estas revelaciones últimas provienen de un origen diferente al del que abrió la Hipóstasis y no están totalmente de acuerdo entre sí. El texto concluye con una discusión sobre la venida del "Hombre Verdadero" (96: 33), el elegido, el que viene de la "Luz incorruptible" (96: 21).
La doctrina más importante de este pasaje es la distinción entre un arconte maligno, Yaldabaot, y un arconte converso, Sabaot, el Dios de los judíos. El tratado concluye con una evocación cristiana de la obra del Salvador.

Un fragmento[editar]

Los arcontes se reunieron en asamblea y dijeron: "Vamos, tomemos tierra y creemos un hombre de barro". Y modelaron su criatura haciéndola completamente de tierra. Ahora bien, el cuerpo que tienen los arcontes es de mujer, es un [aborto] de rostro de animal. Así pues, tomaron [barro] de la tierra y modelaron [a su hombre] de acuerdo con el cuerpo de ellos mismos y [de acuerdo con la imagen] de Dios que se les había aparecido en las aguas. Entonces dijeron: "Vamos, apoderémonos (de esta semejanza) por medio de nuestra hechura, de manera que ésta vea a su viva semejanza... y que la capturemos en nuestra hechura", sin comprender, a causa de su impotencia, el poder de Dios.
Y sopló en su rostro: entonces el hombre pasó a ser psíquico sobre la tierra por muchos días, y ellos no pudieron ponerlo en pie a causa de su impotencia. Como vendavales, perseveraron en el propósito de capturar aquella semejanza que se les había manifestado en las aguas, pero ignoraban la potencia de la semejanza. Sin embargo, todo esto sucedió de acuerdo con la voluntad del Padre del todo.
Después de estos sucesos, el Espíritu vio al hombre psíquico sobre la tierra. El Espíritu partió de la tierra adamantina, descendió y habitó en él. Aquel hombre pasó a ser un alma viviente. Y le puso de nombre Adán, puesto que fue hallado arrastrándose sobre la tierra.

fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Hip%C3%B3stasis_de_los_Arcontes 
https://es.wikipedia.org/wiki/Arconte

Entradas populares de este blog

1984 ES AHORA: "La Guerra Es Paz, La Libertad Es Esclavitud, La Ignorancia Es La Fuerza"

"La Guerra Es Paz, La Libertad Es Esclavitud, La Ignorancia Es La Fuerza"
"La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud; ignorancia es la fuerza"; es una de las tres consignas del Partido Socialista Inglés ("de INGSOC") de “Oceanía”. 

"El objetivo del INGSOC es lograr el control total de las personas y, más importante aún, de sus mentes."
Uno de los principales programas de la corriente denominada "doble pensamiento", "es el acto de aceptar simultáneamente dos creencias contradictorias como correcta, a menudo en contextos sociales diferentes." 
"La guerra es la paz" y "la libertad es la esclavitud" son buenos ejemplos de doble pensamiento; aunque contradictorios por definición, son tanto aceptadas como correctas, de forma simultánea, por los ciudadanos de “Oceanía”. 
Esto significa que a pesar de Oceanía está en un constante estado de guerra, las personas están actuando como si hubiera paz, así, por lo q…

DISIDENCIA CONTROLADA: Concepto

DISIDENCIA CONTROLADA

Toda historia tiene un protagonista y un antagonista, el sistema que rige al mundo también. Muchos líderes, ideologías y movimientos fueron creados por quienes gobiernan desde la sombra para asegurarse que sus intereses no se verán afectados por la disidencia y que el sistema seguirá funcionando de acuerdo a las reglas que ellos determinan. A esto se le conoce como disidencia controlada.
Que es la crisis? Porque tanta hambre? Porque vamos a guerras? Estas y muchas preguntas sin respuesta, nos hemos hecho, pero al parecer no hemos hallado las respuestas ni aun a algunas más “sencillas”; y cuando el estado nos aplasta, vemos volcadas nuestras esperanzas a muchos de los llamados “grupos anti sistema”, que movilizan colectivos humanos y que parecen enfrentarse a importantes fuerzas de élite, aparentemente, déjame decirte, casi siempre están controlados por las mismas fuerzas contra las que se manifiestan.

Pero lo que inocentemente, no nos hemos dado cuenta es que muc…

SOCIEDADES “SECRETAS”: Introducción a las Sociedades Secretas

Introducción a las Sociedades Secretas
He decidido comenzar una serie de post, relacionados con las sociedades secretas, ya que muchas veces hablamos de estas tan superficialmente, que realmente no queda claro lo que realmente son, sus fines y métodos.
No pretendo hacer un manual, ni llevar a cabo una obra literaria sobre estas, simplemente, desarrollar un poco el tema, para usted como lector, tenga bases para comenzar un estudio más profundo sobre el tema que en esta serie se trata.
La Tradición Antigua Del Secreto  


El Oriente es la cuna de las sociedades secretas, conocimientos que podríamos decir que han llegado por inspiración o por  métodos  de  asociaciones “misteriosas” que han desempeñado un papel  importante detrás de las escenas de la historia del mundo; pero siempre encontraremos que en la mayoría de los casos, en  gran parte han emanado de las tierras en las que los primeros sucesos del gran drama humano fueron registrados.
Civilizaciones como las de Egipto, Babilonia, Siria y…