martes, 25 de octubre de 2016

POLEMICA, CENIZAS DE MUERTOS Y EL PAPA FRANCISCO | Misteriosaldes


EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS. 25.10.2016 - 19:11h 

La Iglesia católica prohíbe desde este martes esparcir las cenizas de los difuntos y también que sean conservadas en casa, según el nuevo documento aprobado por el papa Francisco. Ante las nuevas prácticas tanto de sepultura como de cremación consideradas "en desacuerdo con la fe de la Iglesia", la Congregación para la Doctrina de la Fe ha redactado un nuevo documento con el nombre de "Instrucción Ad resurgendum cum Christo" respecto al anterior de 1963.

 En el documento se explica que aunque la Iglesia sigue prefiriendo la sepultura de los cuerpos, se acepta la cremación pero se prohíbe esparcir las cenizas e incluso se podrá negar el funeral en el caso de que así se decida. "Para evitar cualquier malentendido panteísta, naturalista o nihilista, no sea permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos", se lee en el documento. Además, advierte que "en el caso de que el difunto hubiera dispuesto la cremación y la dispersión de sus cenizas en la naturaleza por razones contrarias a la fe cristiana, se le han de negar las exequias".  

Por regla general, las cenizas deben mantenerse en un lugar sagrado El ex Santo Oficio agrega que no está permitida la conservación de las cenizas en el hogar y "sólo en casos de graves y excepcionales circunstancias", que una persona lo pida "por piedad o cercanía", explicó el consultor de la Congregación de la Doctrina de la Fe, el español Ángel Rodríguez Luño, en la rueda de prensa de la presentación del documento. Para la Iglesia, "la conservación de las cenizas en un lugar sagrado puede ayudar a reducir el riesgo de sustraer a los difuntos de la oración y el recuerdo de los familiares y de la comunidad cristiana". 

Así, agregan, "se evita la posibilidad de olvido, falta de respeto y malos tratos, que pueden sobrevenir sobre todo una vez pasada la primera generación, así como prácticas inconvenientes o supersticiosas". Por ello, las cenizas del difunto, "por regla general, deben mantenerse en un lugar sagrado, es decir, en el cementerio o, si es el caso, en una iglesia o en un área especialmente dedicada a tal fin por la autoridad eclesiástica competente"

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2871264/0/iglesia-catolica-prohibe-esparcir-cenizas-difuntos-o-tenerlas-en-casa/#xtor=AD-15&xts=467263

domingo, 23 de octubre de 2016

DESCUBIERTAS EN LA LUNA, NUEVAS BASES Y HANGARES EN GOOGLE EARTH | Miste...


DESCUBIERTAS EN LA LUNA NUEVAS BASES Y HANGARES
Descubiertas en la luna por misterios al descubierto una serie de estructuras, que no son ruinas, dando la apariencia de estar completas.
también encontradas una serie de surcos que se entrelazan , muy cerca de estas estructuras. También se observan las famosas sombras o borrones intencionados en las fotografías. 

jueves, 20 de octubre de 2016

Nace Asgardia, el primer Estado extraterrestre de la historia | Misterio...


Una nueva nación espacial acaba de surgir. Fue fundada este miércoles, y ya tiene 55.293 ciudadanos. Lo cierto es que sus filas podrían engrosarse mucho más, porque todos los habitantes de la Tierra pueden formar parte de ella. Sin embargo, de momento no ha sido reconocida por ningún país ni por Naciones Unidas y no parece que lo contrario vaya a ocurrir pronto.
«Asgardia es el prototipo de una sociedad libre y no restringida que tiene el conocimiento, la inteligencia y la ciencia como su núcleo, junto al reconocimiento del valor último de la humanidad y de cada vida humana», explican los organizadores en su página web.
La iniciativa es fruto de un grupo internacional de investigadores, ingenieros, abogados, empresarios y aficionados a la ciencia ficción. Tal como han explicado en «Science», su objetivo principal es crear un marco legal para la explotación del espacio con independencia de las naciones terrestres.
Asgardia está dirigida de momento por Igor Ashurbeyli, un ingeniero y científico espacial que en 2013 creó la «Aerospace International Research Center» (AIRC), una empresa responsable de la publicación de la revista «Room».
En una conferencia impartida este miércoles en París, Ashurbeyli explicó que «el componente científico y tecnológico del proyecto puede ser explicado en tres palabras: paz, acceso y protección».

Proteger a la humanidad

Frente al Tratado del Espacio Exterior de Naciones Unidas, que le da a cada nación el deber de responsabilizarse de las operaciones espaciales operadas y lanzadas desde su territorio, Asgardia pretende responsabilizarse de cualquier daño que naves y satélites causen en el espacio y la Tierra.
«Al crear una nueva nación espacial, las empresas privadas, la innovación y el desarrollo de la tecnología florecerán liberadas de las estrechas restricciones del control estatal que existen», explicaron en un comunicado los responsables del proyecto.
Tal como han afirmado en su rueda de prensa, Asgardia tiene el ambicioso objetivo de lanzar un satélite en 2017 con la finalidad de encargarse de tareas de protección frente a basura espacial, eyecciones de masa coronale impacto de asteroides. Lo que no está claro es si tienen la capacidad técnica y económica de cumplir con ese objetivo, más cuando las agencias espaciales aún están trabajando en ese tipo de amenazas sin éxito.
La nación aún no tiene escudo, bandera ni himno, y hay abierto un concursopara que cualquier asgardiano pueda enviar su propuesta. Aún no han aclarado si tendrá algún tipo de gobierno o una constitución, pero ya se ha decidido que su nombre hará honor a la ciudad de los cielos gobernada por Odín en la mitología nórdica: Asgardia.
Fuente: http://www.abc.es/ciencia/abci-fundan-asgardia-primera-nacion-espacial-201610131826_noticia.html

LA ATERRADORA HISTORIA DETRÁS DE NUESTROS SMARTPHONES


Muchos de los dispositivos electrónicos que compramos, y tanto usamos, se han relacionado con la financiación de conflictos armados en todo el planeta, como los de laRepública Democrática del Congo (RDC), la República Centroafricana o Ruanda. Estos países son muy ricos en algunos minerales y metales como el oro, el tungsteno, el tantalio y el estaño, imprescindibles para que nuestro smartphone, tableta o cualquier dispositivo electrónico se encienda, recargue la batería, vibre.
"Se conocen como minerales de conflicto y son aquellos que, de una forma u otra, están relacionados con crímenes de lesa humanidad y grupos armados en aquellos países en los que se obtienen, que suelen ser pobres, en vías de desarrollo", define Michael Gibb, de Global Witness, una ONG internacional que investiga y denuncia desde 1993 los vínculos entre la explotación de recursos naturales y los conflictos armados, la pobreza, la corrupción y los abusos contra los derechos humanos.

Minerales de sangre

Aunque no son el motivo por el que estos grupos armados luchan, les permiten obtener dinero con el que comprar armas, pagar a sus soldados, atraer a más miembros y así alargar la contienda. Para conseguir esos minerales también llamados de sangre, violan, matan, amenazan, roban, secuestran y fuerzan a personas a trabajar en condiciones inhumanas,como ha documentado tanto Global Witness como la ONU.
"La gente está más familiarizada con esta misma situación en torno a los diamantes, causa de guerras civiles en Angola, Sierra Leona o Liberia. Y, sin embargo, se sabe menos del coltán, presente en los productos que usamos cada día y también manchado de sangre", señala Gibb. Y se lamenta de que "la existencia de recursos naturales en estos países pobres, en lugar de ayudar a la población, de generar empleo y oportunidades de desarrollo, se convierta en una especie de maldición".
A pesar de que resulta difícil calcular una cifra, solo en 2013, según un informe de Enough Project, organización internacional sin ánimo de lucro, los grupos rebeldes congoleños generaron casi 1.000 millones de dólares (unos 897 millones de euros) a partir de minerales extraídos ilícitamente.
El realizador danés Frank Poulsen fue quizá el primero en mostrarnos qué ocurría con estos minerales de conflicto. En 2010 estrenó el documental Blood in the Mobile (Sangre en el móvil), con el que consiguió colocar la cuestión en la agenda social, política y empresarial.
Poulsen y su equipo rodaron en la RDC, uno de los países más pobres del mundo pese a que, paradójicamente, la ONU estima que tiene reservas de minerales aún sin explotar por un valor de 24 billones de dólares (unos 21,5 billones de euros).
La mayoría de las minas de las que se extraen estas sustancias preciadas están ubicadas sobre todo en las provincias de Kivu del Norte y Kivu del Sur, fronterizas con Ruanda, en medio de densísimas selvas que solo se pueden cruzar a pie. Uno de los filones más grandes es el de Bisie, en el territorio de Walikale, de cuyas laberínticas entrañas unas 20.000 personas extraen cada día casiterita, bauxita y coltán, minerales básicos en electrónica.

 

“A diario salen porteadores de la mina y atraviesan durante dos días la selva con más de treinta toneladas de minerales a sus espaldas. Muchos son niños menores de catorce años”, denuncia Poulsen. En torno a los yacimientos hay poblados de chabolas hechas de raídos plásticos. “Muchas personas llegan aquí para intentar ganarse la vida, pero tienen que pagar dinero para poder bajar a las minas o dar parte del mineral que logran extraer a los grupos armados que las custodian, o a soldados corruptos del ejército. A veces tienen que pagar tanto que se ven atrapados”.
Los túneles suelen estar incluso a cien metros de profundidad. Cuesta tanto salir y entrar que, en ocasiones, las galerías se colapsan y muchos mueren asfixiados o aplastados. Según Poulsen, solo la mina de Bisie se estima que genera, según datos de 2010, unos 70 millones de dólares al año (62,8 millones de euros).
El conflicto armado en la RDC lleva en marcha desde 1996 y ha causado más de 2,6 millones de desplazados y la muerte a más de cinco millones de personas. Es, de hecho, la contienda que ha provocado más bajas desde la II Guerra Mundial.

Niños en la mina 

Bandi Mbubi es uno de los muchos congoleños que pudieron huir de su país para salvar la vida. Consiguió asilo político en el Reino Unido, donde reside, y fundó Congo Calling, una entidad sin ánimo de lucro desde la que intenta denunciar, concienciar y poner en la agenda política la situación de su país.
Este activista relata que grupos armados, así como facciones corruptas del ejército, controlan todas las fases en la obtención de minerales. “Hay niños hasta de ocho años allí abajo. Los fuerzan a entrar porque los agujeros son pequeños y estrechos. Se pasan días bajo tierra rascando minerales. No van a la escuela y las condiciones para su salud son nefastas”, denuncia.
Los minerales suelen salir del país a través de comercio ilegal, generalmente por la frontera con Ruanda, donde el tantalio se hace pasar por ruandés. Se estima que el 75 % de los fondos que sostienen el conflicto armado congoleño procede justamente de los ingresos de esas ventas.
Las materias que se extraen de estas minas son imprescindibles para fabricar las tecnologías de la comunicación. El principal es tal vez el coltán, que no es un mineral en sí mismo, sino la forma de denominar el tantalio y la columbita, ambos con muchas aplicaciones industriales; sobre todo el primero, que se utiliza para fabricar condensadores, encargados de almacenar la energía en móviles, consolas o portátiles.
El tungsteno es otro de estos materiales preciados. Es muy denso y permite fabricar piezas muy pequeñas y pesadas, lo que lo hace especialmente útil en la obtención de, por ejemplo, los vibradores del móvil. El oro es un metal muy noble que no se oxida, por lo que se aplica en microchips de alta calidad que necesitan un alto rendimiento.
En 2013, según datos de Global Witness, la Unión Europea importó minerales de la RDC y de sus países vecinos por valor de cerca de 19 millones de euros. No obstante, esos minerales entran también de forma indirecta como parte de una gran variedad de productos, como ordenadores, consolas, tabletas o móviles. Hace dos años, en el Viejo Continente compramos 240 millones de teléfonos y unos 100 millones de portátiles.
Las empresas fabricantes y las importadoras están al corriente de la vinculación entre materias primas y conflictos. "Al principio, cuando saltó a la luz el tema de estos minerales a finales de los años 90 y su relación con la violencia y la guerra en la RDC, se apresuraron a decir que no eran responsables porque no podían controlar la cadena de producción ni tampoco eran ellos los que negociaban con las minas", explica Mbubi. Afortunadamente, algo ha llovido desde entonces.
En esta década, tanto la ONU como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han publicado informes alertando sobre esta relación, así como una guía muy completa para las empresas que los usan, con recomendaciones para que se aseguren de que los minerales que compran se han obtenido de forma ética. Y, desde hace poco, doce países africanos, incluidos la RDC y Ruanda, tienen una legislación que obliga a las empresas a comprobar la cadena de proveedores.
"No se trata de que las grandes compañías no compren minerales en estos países, sino de animarlas para que lo hagan asegurándose primero de las condiciones en que se han obtenido esos recursos. Que tomen precauciones extra, porque son países tremendamente frágiles. Que sean muy transparentes e informen en todo momento sobre su cadena de proveedores. La idea es intentar contribuir de forma positiva al desarrollo de esos países", destaca Gibb.

Primeras iniciativas legales 

De poco sirven, sin embargo, todas esas regulaciones y recomendaciones si los principales compradores no toman medidas. En este sentido, en 2010 el Gobierno de los Estados Unidos dio un gran primer paso. Aprobó una ley, conocida como Dodd–Frank, por la que las empresas de este país han de determinar si sus productos contienen uno o más de los cuatro minerales principales de conflicto –estaño, tantalio, tungsteno y oro– y si estos han sido extraídos de la RDC o de alguno de sus nueve países vecinos. Por primera vez, una legislación occidental trataba de romper los lazos entre el negocio de minerales del Congo y la financiación de los grupos armados.
Y el 22 de mayo de 2015, el Parlamento Europeo votó una ley con una voluntad similar. La propuesta aprobada pretende obligar a las empresas, tanto fabricantes como suministradoras de materiales electrónicos, a controlar los procesos de extracción y compra de los minerales. Esta reglamentación obligará a auditar a 880.000 empresas de la Unión Europea que suministran material electrónico. El problema principal es la cadena de proveedores que lleva este mineral desde que se extrae de la mina hasta que llega al consumidor, que es sumamente compleja y ramificada. No es que sea muy distinto de otros sectores, como el textil, el alimentario o el financiero, pero sí es sumamente opaca.
"Escándalos en Europa relacionados con la comida –¿te acuerdas de aquel asunto de la carne de caballo?– hicieron que la presión social sobre las empresas provocara que estas dieran información acerca de la procedencia de la comida, en qué condiciones se fabricaba, en qué lugar, en qué condiciones estaban los trabajadores. Nosotros queremos extender esa aproximación al sector de los minerales", indica Gibb.
Ya hay algunas empresas que han dado pasos en ese sentido. Y ciertamente ya se puede advertir que "el compromiso de estas compañías con los derechos humanos aumenta el valor de sus marcas. Ahora mismo hay como dos mercados en paralelo: uno que da pasos para ser cada vez más transparente y otro muy opaco", señala Mbubi.
Fuente:http://www.muyinteresante.es/tecnologia/articulo/el-lado-oscuro-de-la-tecnologia-movil-711476780348

sábado, 15 de octubre de 2016

OBAMA: ORDEN EJECUTIVA - PROTEGER EEUU DE UNA TORMENTA SOLAR


El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha solicitado a las autoridades del país, a través de una orden ejecutiva presidencial, preparar a EEUU para una posible gran tormenta solar, según informa la web de la Casa Blanca.
En este sentido, el presidente norteamericano ha solicitado a la nación estar prevenida ante posibles eventos de clima espacial, tales como "fenómenos meteorológicos espaciales, en forma de erupciones solares, las partículas energéticas solares, y las perturbaciones geomagnéticas que se producen regularmente".
Así, ha indicado que algunos de estos fenómenos pueden provocar "efectos mensurables en los sistemas críticos de infraestructura y tecnologías, como el Sistema de Posicionamiento Global (GPS), las operaciones de satélites y la comunicación, la aviación, y la red de energía eléctrica".
Una erupción solarUna erupción solar
Asimismo, la orden apunta que dichos fenómenos meteorológicos extremos "podrían degradar significativamente la infraestructura y desactivar una gran parte de la red de energía eléctrica, lo que se convertiría en una serie de fracasos que afectarían a servicios clave tales como el abastecimiento de agua, salud y transporte".
Igualmente, el presidente ha indicado que "el éxito de la preparación para los eventos del clima espacial se conseguirá a través del esfuerzo de toda la nación y que requiere la colaboración entre los gobiernos, los gestores de emergencias, los círculos académicos, los medios de comunicación, la industria de seguros sin fines de lucro y el sector privado".
Por último, la orden matiza que el concepto de "'clima espacial' se refiere a las variaciones en el entorno espacial entre el Sol y la Tierra (y en todo el sistema solar) que pueden afectar a las tecnologías en el espacio y en la Tierra" y que "los principales tipos de fenómenos meteorológicos espaciales son las erupciones solares, las partículas energéticas solares, y las perturbaciones geomagnéticas".
Así, ha añadido que "una 'llamarada solar' significa un breve estallido de energía intenso cerca o sobre la superficie del Sol que se asocia típicamente con las manchas solares".
FUENTE:http://www.rtve.es/noticias/20161014/obama-pide-estados-unidos-se-prepare-ante-gran-tormenta-solar/1425820.shtml