martes, 3 de marzo de 2015

EL MITO DE LA SOBREPOBLACION

“La sobrepoblación es un mito. Este mito ha provocado abusos contra los derechos humanos en todo el mundo, el control forzado de la población, negando medicamentos a los pobres, y atacando a minorías étnicas y a las mujeres.”



¿Está sobrepoblada la Tierra? Seguramente piensas que sí. Eso es lo que nos han enseñado en las clases de ecología, lo que repite Discovery Channel y hasta la ONU (Organización de las Naciones Unidas) tiene una comisión dedicada al control poblacional. Además las evidencias abundan; basta con ver en las calles a gente mendigando o enterarte por las noticias de que algún país de África sufre hambre. ¿Pero se debe esto a un exceso de población?

Es verdad que en el mundo hoy vivimos más de 7.000 millones de personas. Eso es un número sorprendente ¡nunca antes alcanzado en la historia de la humanidad! Gracias a los avances, ahora las personas viven más tiempo, hay menos mortalidad infantil y en consecuencia la población aumenta. Eso debería enorgullecernos como humanidad, pero nos hemos acostumbrados a vernos a nosotros mismos como un problema.


Los LIEs como Al Gore sostienen que la “crisis” de la población mundial se compone de cuatro elementos: un crecimiento de la población rápido e insostenible, la dilapidación de los recursos que conduce a un estándar de vida más bajo para todos en la actualidad, por eso la necesidad de reducir las tasas de natalidad a través de una rigurosa y pro-activa política pública. Uno de los profetas de infortunios, el Dr. Paul Ehrlich, autor de La Bomba de la Población (1968), predijo una situación cercana al desastre caracterizada por una hambruna generalizada y la muerte por inanición. El pensamiento de los profetas de la fatalidad asociados con el tema de la población se origina en el teórico del siglo diecinueve Thomas Malthus, quien argumentó en Un Ensayo sobre el Principio de la Población (1798) que las poblaciones humanas sin supervisión crecerían hasta ya no ser sustentables por la cantidad de tierra disponible para la agricultura, en cuyo momento muchos morirían por la hambruna y la inanición. “El poder de la población es definitivamente más grande que el poder de la tierra para producir lo necesario para la subsistencia del hombre. La población, cuando se deja sin supervisión, se incrementa en proporción geométrica. Los medios de subsistencia solo se incrementan en una proporción aritmética.” Malthus estaba equivocado (y más tarde cambió de opinión): la producción global de alimentos ha aumentado más rápido que la población. Pero su teoría original todavía cautiva a muchos miembros del movimiento LIE. Profetas de la fatalidad como Paul Ehrlich y Garrett Hardin parecen pensar que la Tierra ya ha sobrepasado su capacidad de producción.

El mundo no está superpoblado en absoluto. Hay vastas franjas de tierra despobladas por todo el mundo. Siberia, Canadá, África, Australia, incluso el EE.UU. rural contienen más que suficientes espacios abiertos. La mayoría de la gente, especialmente los que tienen la inclinación a hablar sobre sobre la superpoblación, viven en zonas de alta densidad de población, una muestra no representativa del mundo en su conjunto. Llamamos a estos lugares ciudades, y la razón por la que la gente vive en las ciudades, a pesar del estrés y quejas, se benefician de congregarse en los espacios de las urbes.

Aquellos que se preocupan por la superpoblación tienden a ver a la gente nada más como consumidores, bajo la premisa de que los recursos son finitos y los seres humanos consumen recursos; pero lo que no te dicen es que el problema es la distribución de esos recursos, tanto dentro de los países, y entre los “mundos” de ricos y pobres.


Te hablan por lo menos de la escasez de comida, cuando en realidad hay un montón de alimento en el mundo. La producción de cereales (trigo, arroz, mijo, etc.) el año pasado llegó a 1799,2 millones de toneladas, suficientes para ofrecer a todo el mundo muy por encima del mínimo recomendado de 2.500 calorías por adulto por día. Y es que aún antes de haber empezado a contar las calorías de verduras, frutos secos, legumbres, tubérculos y alimentado con pasto (en oposición a alimentado con grano) carne.

El problema es la canalización de este bien de consumo, por ejemplo, los norteamericanos representan sólo el seis por ciento de la población mundial, sin embargo, consumen el 35 por ciento de los recursos del mundo, lo mismo que todo el mundo en desarrollo.

Otra faceta del asunto, sería el caso de India, si, la que una vez era un símbolo de la hambruna, ahora es un exportador neto de alimentos, ya que ha sido liberada de la indignidad de la ayuda alimentaria y las importaciones, aunque no se puede negar, que todavía hay partes de la población india con el padecimiento del hambre, porque cuando nuevas técnicas agrícolas se inyectan en una sociedad desigual, entonces la brecha entre ricos y pobres se ensancha, aun, cuando se cultiva más.

Según la FAO, los suministros de alimentos exceden los requerimientos en todas las áreas del mundo, suponiendo un exceso de aproximadamente el 50% en 1990 en los países desarrollados y un 17% en las regiones en desarrollo. “Globalmente, los suministros de alimento se han duplicado en los últimos 40 años entre 1962 y 1991, y a nivel mundial no hay obstáculo para la producción de alimentos para responder a la demanda”

La Conspiración En El Mito: Las piedras de Georgia




Mantener la humanidad por debajo de 500.000.000 en perpetuo equilibrio con la naturaleza

Las Piedras Guía de Georgia (Georgia Guidestones) es un gran monumento de granito que se encuentra en Elbert County, Georgia, EEUU. A veces se refieren a ellas como el Stonehenge de América. En su estructura está grabado un mensaje compuesto por diez principios o directrices, escrito en ocho lenguas modernas y con un mensaje inscrito en la parte superior en cuatro escrituras antiguas: babilónico, griego clásico, sánscrito y jeroglíficos egipcios.

Aunque relativamente desconocido a la mayoría de las personas, es un eslabón importante a la Jerarquía Oculta que domina el mundo en que nosotros vivimos.

El primer "mandamiento" del Decálogo de principios grabados en las Piedras Guía de Georgia: Reducir la población mundial por debajo de los 500 millones de personas. La sentencia es inequívoca y está grabada en piedra.

De La “Conspiración” A La Realidad.

EcoCiencia = Eugenesia Global, Exponiendo al Zar de Ciencia



En 1977 Holdren fue co-autor del libro «Ecoscience: Population,Resources,Environment» (Ecociencia: Población, recursos, medio ambiente),el cual discute un número de maneras extremas totalitarias en las que nuestros líderes y científicos podrían reducir la población mundial para luchar a cualquier costo contra lo que los autores ven como la mayor amenaza de la humanidad - la superpoblación. Un «Régimen Planetario» con el poder sobre la vida y la muerte sobre los ciudadanos, el que usaría una «fuerza de policía mundial» para hacer cumplir las medidas totalitarias de control de la población, incluidas (entre muchas otras recomendaciones igualmente espeluznantes) los abortos forzados, los programas de esterilización masiva llevado a cabo a través de la comida y agua, así como los implantes corporales obligatorios para evitar que las parejas tengan hijos.

¿Usted dice imposible?. Eso debe ser una exageración o una broma. Nadie en su sano juicio puede decir esas cosas. Sin embargo, ese loco llegó a ser la persona que ahora tiene el control de la política científica en los Estados Unidos. Barack Obama nombró a Holdren Director de la Oficina de la Casa Blanca de Política Científica y Tecnológica, Asistente del Presidente en Ciencia y Tecnología, y Co-Presidente del Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología de la Presidencia, él es conocido informalmente como «Zar de Ciencia» de los Estados Unidos.

0 comentarios:

Publicar un comentario