viernes, 13 de marzo de 2015

"Un misterio persigue y divide la arqueología brasileña: la piedra de Gávea en la ciudad de Río de Janeiro. Una cadena ve en ella una esfinge a aquel cuyo rostro durante el día, es el de un joven y por la noche es la de un arrugado y triste de edad. … "




Existen enigmas que se mantienen en el tiempo, piezas sueltas de un rompecabezas o, quizás aún peor, de distintos rompecabezas, están ahí, quizás como íconos demostrativos de la certeza de aquél poeta que escribiera aquello de “los mejores enigmas son los que nunca se podrán develar”.


En la ciudad de Río de Janeiro, entre los barrios de São Conrado y Barra da Tijuca una gran montaña de piedra, con 842 metros de altitud, surge de las aguas del océano Atlántico. Su nombre Pedra da Gávea [GPS Coordenadas: Latitud / Longitud = 23 ° 0'10.73 "S, 43 ° 17'8.31" W ]; esta montaña rocosa deja a muchas personas intrigadas por sus formas, pero más allá, uno quedaría tentado a decir por reduccionismo que esto solo se trata de una pareidolia, quizás un juego de la mente, o una simple casualidad.

La Inscripción Fenicia

Todo comienza cuando un sacerdote informa a João VI, entonces rey de Portugal sobre extrañas marcas en la piedra, aunque inicialmente este afirmaba que eran evidencia dejada unos 1500 años antes del “descubrimiento”, de ahí en adelante, la magia de la piedra, hizo que muchos aventureros se arriesgaran a escalar la peligrosa roca en busca de llegar a las extrañas inscripciones.

Pero sería solo hasta 1972, escaladores llegaron la pared en el lado este de la cabeza, y se cruzaron unas inscripciones fenicias, a unos 30 metros por debajo de la parte superior de la cabeza.. Aunque Río de Janeiro tiene una alta tasa anual de precipitaciones, las inscripciones estaban todavía casi intactas. 


Pero ya en 1923 un arqueólogo y profesor con habilidad científica llama Bernardo A. Silva Ramos, en un libro de su autoría (Inscrições e Tradições da América Pré-Histórica) tradujo las inscripciones como: L AABHTEJ BAR RIZDAB NAISINEOF RUZT lee de derecha a izquierda (como en árabe, sánscrito y en el actual hebreo se lee de derecha a izquierda): Tzur FOENISIAN BADZIR RAB JETHBAAL, que traducido significa: Tyro Fenicia Badezir Primogénito de Jethbaal.



LAABHTEJ BAR RIZDAB NAISINEOF RUZT
Tzur FOENISIAN BADZIR RAB JETHBAAL 
Arriba: La inscripción, que se encuentra en la "cabeza" de la Pedra da Gávea escrita en fenicio arcaico, cuya traducción lee de derecha a izquierda dice: 
"Tyro Phenicia Badezir Primogénito de Jethbaal"

La Teoría De La Esfinge y La Tumba Fenicia

La teoría sobre los fenicios se formula y se asocia con la formación en la roca de una forma similar a una cara o busto, algunos se asemejan a una esfinge, que sería un monumento fenicio cuyo objetivo sería una tumba.


¿Quién sería el rostro de la Esfinge ya erosionado y sin nariz? Sera el rostro del Rey Badezir o Jeth-Baal?



Uno de los más firmes defensores de la hipótesis de la esfinge es el presidente de la Asociación Brasileña de Espeleología e Investigación Arqueológica en Río, Roland Pires Brandão, quien dijo:


"Es una esfinge grabada en granito por los fenicios, tiene la cara de un hombre y el cuerpo de un animal, La cola debe haber caído debido a la acción del tiempo. La roca, vista desde lejos, tiene la grandeza de los monumentos faraónicos y en una de sus caras, podemos ver el rostro un patriarca”.

La Teoría del Sarcófago Egipcio

Si uno es un observador atento, podría darse cuenta que la parte superior de la piedra, bien podría tener la forma de un sarcófago egipcio.



A pesar de ciertas diferencias, se puede decir que existe algún parecido con la forma de un sarcófago a cuestas en la cima del Pan de Azúcar.

Teoría De La Puerta Al Mundo Intraterreno.

El gran imperio subterráneo de Agartha que, según sus defensores, tendría millones de entradas hacía varias ciudades subterráneas de todo el planeta, y que tres pertenecen a Brasil: Piauí, Serra do Roncador y otro en la Pedra da Gávea.



El "portal" que se encuentra en el lado izquierdo de la Pedra da Gávea, podría ser la entrada al mundo subterráneo de Agharta o la “puerta de acceso” a un mundo dimensional bajo la tierra. Hay historias de escaladores que dicen ver luces que salen alrededor de los bordes interiores de la supuesta puerta portal que bloquearía el acceso al reino subterráneo.

Armar El Rompecabezas

La sorpresa de esos rostros gigantescos que se encuentran diseminados por toda América Del Sur, tallados en la roca, no tan perfectos como para declamar su naturaleza artificial y quizás receptores de la proyección pareidólica de nuestras febriles imaginaciones. La Naturaleza puede hacer cosas interesantes, y nuestra mente, tan creativa al fin, encargarse de darle un toque cosmético ideal para dejar volar la fantasía. 

Pero ocurre que la explicación “naturalista”, que tan contentos deja a los refutadores militantes y tan cómoda es en términos de burguesa intelectualidad, no alcanza. Hay rostros y rostros y algunos de ellos susurran un misterio que merece ser profundizado, las piezas sueltas de este rompecabezas al que me refiero remiten a tres instancias geográficas sudamericana: Ollantaytambo, en el Valle Sagrado de los inkas, en proximidades de Cusco, Perú; Samaipata, en Bolivia y Pedra da Gávea, en Río de Janeiro, Brasil. 

Hace falta analizar más piezas del puzzle; quizás en otra ocasión tratemos de engranar el resto de piezas que nos faltan, ya que recién nos encontramos “entrando” al misterio. 

0 comentarios:

Publicar un comentario